Tell Me On A Sunday, el musical de Andrew Lloyd Webber, brilla en Barcelona

La semana pasada se estrenó en el Versus Teatre de Barcelona, cerca de Glòries, la versión catalana de Tell Me On A Sunday. Se trata de un musical con música de Andrew Lloyd Webber –uno de los mayores compositores de musicales, con títulos que incluso pueden sonar a los no aficionados del género como Jesucristo Superstar, Evita, Cats o The Phantom of the Opera– y letras de Don Black (en este caso, adaptadas por Marc Gómez).

Para esta producción, el espectáculo cuenta con la dirección de Ferran Guiu y la dirección musical de Joan Comaposada. Además, no pueden faltar tres músicos en directo: el mismo Joan Comaposada, Andreu Domènech y Eloi López. Está protagonizado por Lu Fabrés, con Laura Miquel de cover. Todos ellos y el equipo que está detrás de este maravilloso musical estuvieron el día del estreno y brillaron encima del escenario emocionados. Sin duda alguna, este ha sido un gran trabajo del que seguro estarán muy orgullosos, no es para menos.

Tell Me On A Sunday trata la historia de una chica británica que se muda a Estados Unidos buscando el amor. Es un monólogo en el que, durante una hora, la protagonista canta sus aventuras y desventuras amorosas, sus momentos de emociones, ilusiones, sueños, a la vez que desamores, tristezas, preocupaciones y momentos de soledad.

Este musical también tiene su propia historia. Originalmente, era una idea concebida por Tim Rice. Cuando Andrew Lloyd Webber se da cuenta de que Tim Rice está escribiendo las canciones específicamente para Elaine Page, actriz con la que el letrista tiene una aventura, no puede tolerarlo y decide buscar un nuevo letrista, optando por Don Black. La historia se modifica un poco, ya que la idea original de Tim Rice era que la chica británica se quedara en Reino Unido, pero Don Black propone que se mude a Estados Unidos.

El Versus Teatre es un espacio idóneo para este tipo de espectáculo. El escenario se encuentra en medio de dos bloques de gradas y resulta un espacio muy íntimo. Con un escenario muy básico, que representa la casa de la protagonista, ella nos va contando su historia canción a canción. Es todo tan próximo, tan pequeño, que parece como que estás conviviendo con ella.

Lu Fabrés está espectacular, menuda voz, por favor, qué maravilla. ¡Lo da todo! Es brutal cómo domina todos los géneros, qué naturalidad tiene y cómo es capaz de transmitir sus emociones. Si estaba nerviosa, no se notaba ni gota. Debe ser muy difícil y agotador interpretar una obra así, toda sola en el escenario (acompañada de los músicos, por supuesto). Pues ella está a la altura y supera la prueba con creces. Su personaje evoluciona, aprende y crece mudándose de ciudad en ciudad.

Quizás lo que más llama la atención de este Tell Me On A Sunday es que todo está cuidado al más mínimo detalle. Cada canción está pensada para ser diferente de las demás y te traslada a un momento distinto de la vida de la protagonista de forma muy clara. Bien un momento está escribiendo a su madre para explicarle lo ilusionada que está con el chico al que acaba de conocer, bien está eufórica bailando, bien haciendo el amor, bien preparando la mesa para tener una cita, bien destrozada tras una ruptura. Los cambios de escena son justamente muy ágiles, sin pausa y, para ello, la escenografía y el vestuario juegan un papel muy importante.

Las canciones de Andrew Lloyd Webber son fenomenales, como prácticamente todas las de su carrera. Suenan muy bien, son pegadizas, bonitas y son un eje que une muy bien la historia con las emociones. Tiene un estilo muy propio, muy suyo, y con la voz de Lu Fabrés, se nos ponía la piel de gallina. Musicalmente, Tell Me On A Sunday pone los pelos de punta, eso es así. Las letras de las canciones en catalán están muy bien, ha habido un trabajo excelente en ese sentido, ya que todas sonaban de maravilla.

Cualquier persona puede conectar con esta historia, por eso es un musical tan recomendable, porque todos hemos vivido historias de amor y desamor, hemos sido más ingenuos, inocentes en algunos momentos, pero valientes en otros, hemos estado tristes, eufóricos… Las emociones de la protagonista se pueden compartir con facilidad y todas las sensaciones están muy bien explicadas y desarrolladas en una hora que se pasa volando.

Ahora que por fin se ha estrenado, esta propuesta se mantendrá en cartel hasta el próximo 3 de septiembre en el Versus Teatre. Sin duda alguna, es una de las grandes citas de este verano para los amantes de los musicales. ¿A qué esperáis a comprar ya vuestras entradas? No os arrepentiréis.

Cesar y Daniel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s