Archivo de la categoría: Uncategorized

Centenario Leonard Bernstein y West Side Story: sobre Riff

Riff es el mejor amigo de Tony. Es leal y siempre le tiene en cuenta, pese a que los Jets se sientan traicionados por el hecho de que haya abandonado la banda para trabajar en el bar de Doc.

La amistad entre Tony y Riff es muy íntima, el segundo siempre recorre al primero para pedirle cualquier consejo. Este personaje, en la obra de Shakespeare, se podría comparar con Mercucio. No obstante, tiene un rol muy distinto, él es el líder de los Jets. Es una persona muy segura de sí misma, pero a la vez violenta, que no duda en utilizar la violencia para proteger el barrio de los Sharks.

 

 

RIFF

Escuchad, somos los amos del barrio y vamos a seguir siéndolo. La banda de los esmeraldas no pudo vencernos, los halcones también quisieron echarnos y los aplastamos. ¿Queréis saber qué vamos a hacer? Yo os lo voy a decir. Actuaremos con rapidez, nos moveremos como rayos, acabaremos con los Sharks de una vez para siempre. No volverán a poner los pies en nuestras calles. Y para eso, les daremos la batalla definitiva.

 

La dureza y seguridad de Riff se ve en la escena del consejo de guerra. Él expulsa a las chicas y guía, en todo momento, el debate. Él pacta con Bernardo las condiciones de la pelea: el lugar (el puente) y las armas (no se ponen de acuerdo hasta la llegada de Tony).

Del mismo modo que Mercucio en Romeo y Julieta, Riff es la primera víctima de la tragedia. Pero es un personaje muy distinto por dos motivos distintos:

  1. No conoce la relación de Tony y María, como sí hace Mercucio respecto a Romeo y Julieta. De hecho, Riff lucha con los Sharks por las diferencias étnicas entre los dos bandos y por su deseo de ser el amo del barrio (lo único que tiene).
  2. Es víctima del odio y de las desigualdades. La percepción que él tiene del amor no es tan visible como la de Mercucio. El personaje del personaje no es obsceno y el espectador no puede conocer si es apasionado o no. Después del baile aparece con una chica atractiva, pero no se sabe demasiado de ella.

Riff es divertido como Mercucio al protagonizar la canción Gee, Officer Krupke! donde explica la situación dramática de los chicos jóvenes que viven en la calle. La situación en sí no tiene nada de gracia, habla de padres que no les quieren, alcohólicos, drogadictos y maltratadores, pero en un tono satírico y con mucho sentido del humor. En parte, también es una crítica a la sociedad en general, incapaz de ver los problemas que les rodean y con soluciones poco efectivas que acaban excluyendo a estos jóvenes por considerarlos “enfermos sociales” y les consideran culpables, en vez de víctimas.

Anuncios

Endless Night de The Lion King

The Lion King es el musical de Disney que se estrenó en Broadway en 1997. Veinte años más tarde, es imposible que este espectáculo pueda reinventarse, las canciones y la historia son las que son. No obstante, son millones de personas las que cada año descubren y disfrutan de esta enorme experiencia teatral ya sea en Nueva York, Londres o en las distintas producciones en el mundo, como en Madrid.

Hace unas semanas, en el canal de Youtube de Disney On Broadway, se lanzó un videoclip nuevo de la canción Endless Night, interpretado por Nick Afoa, quien interpreta a Simba en el Lyceum Theatre de Londres. Con la ciudad de fondo y unas vistas preciosas de St. Paul’s Cathedral, el actor canta esta bonita canción para apoyar a Centrepoint, una asociación que ayuda a los jóvenes sin hogar del país.

No deja de sorprenderme cómo este musical, con más de 20 años en cartel, pueda aprovechar las redes sociales e internet para renovarse y actualizarse a las nuevas generaciones, más si es para una buena causa como la de Centrepoint.

¿Qué mejor excusa que disfrutar de Endless Night viendo a Nick Afoa pasearse por el Millennium Bridge?

Cesar

Centenario Leonard Bernstein y West Side Story: sobre Tony

Tony fue miembro de los Jets pero abandonó la banda para trabajar en el bar de Doc. No obstante, mantiene un vínculo muy importante con sus compañeros y siempre va en su defensa. Por ese motivo, Riff es el primero en pedirle ayuda cuando hacen el consejo de guerra con los Sharks.

Este personaje es un joven irracional, que se deja llevar muy fácilmente por las emociones, como por ejemplo, cuando se enamora de María. Es capaz de ir a verla a su casa (y eso que es peligroso para él) sin nada de miedo. Ella le tiene que pedir que se marche cuando sus padres la llaman.

También arriesga su vida cuando va a ver a su amada a la sastrería. Allí se encuentra Anita y aunque ella está molesta y sorprendida, él no se rinde y no se marcha. María le pide a Anita que vaya a buscar aspirinas pero ella, que sabe lo que está ocurriendo, dice que no las necesitan, que están bien.

 

MARÍA

Anita se hace cargo. [A Anita] ¿No lo dirás?

 

ANITA

¿Decir qué? Yo no tengo la menor idea de lo que pasa en las nubes. Dentro de 15 minutos quiero verte en casa.

 

Estas acciones alocadas de Tony hacen que se vea como un chico valiente y realmente comprometido con su enamorada. En comparación con Romeo y Julieta, este personaje es igual que Romeo quien, por ejemplo, decide ir al baile de los Capuleto pese a saber que son enemigos para demostrar su valentía. No es un chico adolescente que no sabe lo que hace o bromea, más bien es consciente de las consecuencias de sus acciones, pero es la fiebre de su amor la que le conduce a estas decisiones.

Pese a haber madurado con el tiempo, por lo que dicen los Jets, Tony fue muy rebelde durante su juventud. Si bien en la película se preocupa por cosas más importantes y le pide a Riff que deje de vaguear por las calles y haga algo de provecho.

Es un chico que genera el respeto de muchos, incluidos los Sharks. Cuando Bernardo le critica, antes de que Anita se ponga a cantar America, alguien le dice que, por lo menos, él tiene trabajo. Por su parte, los Jets también le admiran, aunque haya abandonado el grupo. Riff dice “su reputación es mucho más grande que todo nuestro barrio”.

Tony es un chico muy inteligente. Por ejemplo, para evitar la pelea entre los Jets y los Sharks y que se produzcan muchos heridos, propone que la pelea sea sin armas y tan solo entre dos representantes de cada bando. Una vez en la pelea, intenta detener el conflicto, sobre todo cuando Riff y Bernardo sacan las navajas. Él grita “no es cuestión de agallas, es que no hay motivos para pelear, ninguno”.

Él también sufre la tristeza y la tragedia del conflicto. Cuando mata a Bernardo, no se exilia como sí que hace Romeo, pero sí que tiene en mente ir a explicárselo todo a la policía (y, por tanto, será detenido y juzgado), pero María le pide que no lo haga. La pareja canta, entonces, Somewhere, hablando sobre su deseo de marcharse a un lugar lejos tranquilo y en paz. Esta canción representaría el exilio que sí ocurre en la obra original.

En su día, aparecieron muchas criticas diciendo que Tony no es tan valiente ni masculino como Romeo. El argumento principal era que Tony no se suicida como Romeo. Pero esto no tiene ni pies ni cabeza, porque cuando Doc le dice que Chino ha asesinado a María él le busca y le pide que también le mate.

El personaje de Tony en la película lo interpretó Richard Beymer pero inicialmente se le propuso a Elvis Presley, quien rechazó la oportunidad y, al ver la cantidad de premios Óscar que se llevó, se arrepintió. Beymer no sabía cantar ni bailar, por lo que se redujeron las escenas de baile y su voz en las canciones fue doblada. En Broadway, han interpretado a Tony los actores Larry Kert, Ken Marshall y Matt Cavenaugh y, en Londres, también Don McKay. ¿Quién será el próximo Tony en el revival que prepara Steven Spielberg? ¿Y en la adaptación que se estrenará próximamente en Madrid? ¡Menuda intriga!

Centenario Leonard Bernstein y West Side Story: la intolerancia

Es el tema más claro en West Side Story, pero no es tan evidente en Romeo y Julieta. El motivo es que los Capuletos y los Montescos son dos familias aristocráticas y ricas. En cambio, en el musical el componente étnico acentúa las diferencias y actualiza la obra. Muestra una realidad que todavía está presente hoy día en Estados Unidos: el gran número de inmigrantes latinoamericanos en el país. Los personajes son de Puerto Rico, el segundo estado de América Latina con más inmigrantes que se marchan a Estados Unidos, por detrás de México. Por ese motivo, decidir que los Capuletos fueran de Puerto Rico no fue una simple casualidad, sino que está más que justificado.

María y su familia han llegado a Estados Unidos con muchas ilusiones y, para ella, es muy importante integrarse y convertirse en una verdadera “muchacha norteamericana”.

A primera vista, parece que el conflicto entre las dos bandas es fruto del racismo, pero es importante recalcar que en ningún momento hay ninguna referencia a la etnia. Los Jet no odian a los Sharks por ser latinoamericanos, sino porque son competidores (en tan solo una ocasión, un Jet le dice a un Shark “vuelve a tu país”). Los Jets, justo antes de entonar Jet Song, hacen una lista de las bandas que han eliminado y, por tanto, los Sharks es una mas contra la que tienen que luchar, sin importar su nacionalidad. Ahora bien, escoger esa nacionalidad sirve para retratar la realidad en Estados Unidos y sirve para poner sobre la mesa el tema del racismo.

Esta crítica se ve muy clara con el Officer Krupke. Cuando los Jets y los Sharks hacen un consejo de guerra en el bar de Doc, se presenta el oficial para pedirles información sobre dónde se va a hacer la pelea. El tracto que tiene con los latinoamericanos es muy desagradable. Demuestra que hay una diferencia enorme entre las nuevas generaciones y las viejas. Krupke representa las viejas generaciones, cargadas de prejuicios, odio y rencor hacia los inmigrantes. En cambio, para las nuevas generaciones el conflicto va más allá de la nacionalidad de su contrincante.

OFFICER KRUPKE: Cuando se enteren de esto en jefatura tal vez me asciendan. Una cosa buena para todos, ¿eh, Bernardo? Yo asciendo y los puertorriqueños conseguís lo que estáis deseando: usar el campo de juego, el gimnasio, las calles, este bar. ¿Qué importa que ensucien la ciudad entera con su presencia? Dejadle, quiere ir a su casa para escribir a su pueblo contando lo que ve en nuestro país. Lo que yo digo es… ¡Fuera de aquí! Oh, claro, entiendo. Es un país libre y no tengo derecho a echaros. Pero yo tengo una insignia, ¿tú que tienes? La vida es así en todas partes, de modo que lárgate.

 

Cesar

Centenario Leonard Bernstein y West Side Story: la muerte y el idealismo

Una de las cuestiones más conflictivas y que más debates ha generado es el tema de Romeo y Julieta y, como consecuencia, de West Side Story, claro. Se trata de dos obras con una elevada densidad emotiva, capaz de impactar al público, y cuesta de plantear si su esencia es trágica o poética. De hecho, son esos dos extremos los que le dan una mayor fuerza emotiva.

 

  • La muerte del amor / La muerte de los amantes

Muchos críticos a lo largo de la historia han planteado dos posibilidades pragmáticas a la historia: el amor se muere o son los amantes quien mueren.

Para el crítico literario Harold Bloom, la tragedia está planteada de tal modo que es el lector o espectador quien debe juzgar quién es el culpable de la desgracia de los protagonistas (las antiguas generaciones, el destino, la mala suerte…). En cambio, para el escritor Giuseppe Tomasi Di Lampedusa, en su estudio sobre Shakespeare, los jóvenes no están enamorados de la muerte y no tienen ninguna necesidad de morir por amor, sino por sus amantes.

En cambio, en West Side Story, la situación es distinta porque el final cambia. Tony no se suicida como Romeo (aunque busca a Chino para que lo mate, de modo que podemos decir que es similar) y María no se muere. Por tanto, no se produce la muerte de los amantes, sino del amor. Es un giro dramático bastante diferente a Romeo y Julieta, pero también es muy trágico por la tristeza y la soledad de María.

 

  • Idealismo / Mundo real

La historia es un choque entre el idealismo (el amor romántico) y el mundo real (la sociedad en conflicto). El mundo real pasa a ser secundario en la obra, pero no por ello menos importante, porque es imprescindible para que se produzca la tragedia. Las diferencias entre los Capuletos y los Montescos (o los Jets y los Sharks) hacen que el amor de los protagonistas sea más fuerte y apasionado.

El mundo ideal aparece en las escenas de Tony y María. Destacan los colores primarios (amarillo, azul, rojo, blanco) y los enamorados se encuentran prácticamente todo el rato abrazados. Siempre que aparecen juntos tienen un dueto romántico (Tonight, One Hand, One Heart y Somewhere). El espectador, en esas escenas, es capaz de olvidarse del sitio donde se hallan (las escaleras de casa, la pequeña habitación de María…) para centrarse más en la acción de los personajes.

En cambio, el mundo real es el contexto de los Jets y los Sharks. Están en calles sucias, un bar destrozado, el patio anticuado… Los personajes aparecen muy dejados, sucios, sudados, pero sus coreografías son excelentes. Las canciones son en grupo y retratan sus respectivas realidades. Por ejemplo, los Sharks cantan America (un retrato sobre la difícil realidad de los inmigrantes puertorriqueños) y los Jets cantan Gee, Officer Krupke! (en tono de broma, se hablan de los problemas con las autoridades y la marginación).

La realidad de West Side Story es la marginación, el barrio y la pobreza. No es una realidad nada atractiva, pero contrasta con la belleza del amor ideal de los dos protagonistas.

Cesar

Feliz año nuevo desde Musicals Are Great

Se termina el año. Para despedirnos de 2017, os presento un regalo de la producción española de Casi Normales, con su maravilloso video Light / Luz. El elenco de la producción en España, Argentina y Broadway se han reunido para hacer un mix de la canción final del espectáculo en español e inglés. No está nada mal, preparaos para sentir emociones a flor de piel.

Este 2017 ha sido EXCELENTE, he visto todo tipo de musicales y producciones en Barcelona y Londres. En 2017 he podido ver grandes producciones como por ejemplo Casi Normales, Cabaret, School Of Rock, Evita, Dreamgirls o An American In Paris. Y también pequeñas producciones, pero cuya calidad es enorme como Per Si No Ens Tornem A Veure, La perdiu és de qui la caça, Invisible, Paquito Forever, Tell Me On A Sunday, Tick, Tick… Boom!, Veganos, etc. Hasta he asistido a grandes conciertazos como el tributo a Stephen Sondheim de Joan Vázquez, el ciclo #MondayMonday con Carlos Gramaje y las artistazas Madalena Alberto, Marisha Wallace, Rachel Tucker y Victoria Hamilton-Barritt en el concierto Broadway & West End Divas en el Festival dels Jardins de Pedralbes.

Que paséis un buen fin de año con vuestros amigos y familias, que os lo paséis muy bien. Esta vez, finalizo el año junto con Daniel en el teatro y, como no podía ser de otra manera, en un musical. Repetimos Cabaret en la función especial de fin de año. ¡Qué ganas, ya os contaré la experiencia!

Deseo que en 2018 pueda seguir disfrutando de aquello que me gusta más en el mundo mundial: los musicales. Y, además, que Musicals Are Great siga creciendo y que me sigáis acompañando como hasta ahora. Recordad que también podéis seguirme en el blog y en las redes sociales Twitter e Instagram.

¡Que tengáis una buena salida y entrada de año! Nos vemos en 2018.

Cesar

Felices Fiestas desde Musicals Are Great

Os deseamos que paséis unas felices fiestas… A poder ser, ¡acompañados de musicales!

Os dejamos con el clásico ‘Qué es’ de la película de animación Pesadillas Antes De Navidad (The Nightmare Before Christmas), dirigida por Henry Selick y producida por Tim Burton, realizada mediante la técnica stop motion. Esta película cuenta con unas canciones maravillosas de Danny Elfman.

Que paséis unos días fantásticos, descanséis, desconectéis y no os empachéis demasiado.