Archivo de la etiqueta: Andrew Lloyd Webber

Por fin he escuchado ya Unmasked, la colección para celebrar el 70 aniversario de Andrew Lloyd Webber

¡Menudo desastre! Han pasado un montón de semanas y todavía no había comentado nada sobre Unmasked. Ya tengo en mis manos el recopilatorio para celebrar el 70 aniversario del maestro británico de los musicales Andrew Lloyd Webber y, la verdad es que está bien. Son cuatro CDs (la versión limitada) en la que se pueden escuchar algunas de las canciones de sus musicales más populares como Cats, Evita, The Phantom of the Opera y Jesus Christ Superstar. De hecho, los demás musicales como School of Rock, Stephen Ward, Love Never Dies, Tell Me On A Sunday o Sunset Boulevard, entre otros, pasan bastante desapercibidos.

Como no podía ser de otro modo, en los cuatro CD se pueden escuchar las voces de algunos de los artistas más importantes en la carrera de Andrew Lloyd Webber como, por ejemplo, Elaine Paige, Nicole Scherzinger, Michael Crawford, Sierra Boggess, Barbra Streisand o Glenn Close. Y no, no está Patti Lupone. ¿Por qué? Yo os lo explico.

Andrew Lloyd Webber y Patti Lupone hace bastantes años que no se llevan bien. El motivo es que Lupone originó el rol de Norma Desmond en el estreno de Sunset Boulevard en Londres. No obstante, cuando el espectáculo fue trasladado a Broadway, el compositor la despidió. Ella se enteró leyendo los periódicos que su papel lo interpretaría Glenn Close y no ella. Además, no recibió ninguna justificación de por qué se prescindía de ella. La actriz llevó al compositor a los tribunales y ganó el juicio, él le tuvo que entregar 1 millón de dólares con los cuales se compró una casa con una piscina la cual denominó ‘The Andrew Lloyd Webber Memorial Pool’. Mejor tomarse las cosas con sentido del humor, la verdad… Pero esperaros, que la cosa no acaba aquí: parece que Andrew Lloyd Webber y Patti Lupone se han reconciliado. La actriz interpretó Don’t Cry For Me Argentina del musical Evita en los Grammy 2018. Sin embargo, Unmasked ya debía estar en marcha, con lo cual no aparece ninguna canción interpretada por Patti Lupone.

Fotografía procedente de Playbill (John P. Filo/CBS)

Unmasked, en general, es un buen recopilatorio. Por supuesto que no es un álbum nuevo, me faltó el factor sorpresa, por ejemplo, con canciones inéditas hasta ahora. Tampoco hay muchas canciones nuevas o versiones distintas que no hayamos escuchado ya, pero sí que es verdad que siempre está bien tener en un mismo CD (en este caso, 4) algunas de las canciones más reconocidas de su carrera. Poder tener recogidas allí algunas de sus mejores canciones, nos permite escucharlas todas seguidas y disfrutarlas a la vez.

Destacar la versión que hace la cantante norteamericana Lana del Rey del tema ‘You Must Love Me’ del musical Evita, para mi es de las mayores sorpresas de este recopilatorio y mi canción favorita desde ya. De hecho, a mi Lana del Rey ya me gusta de por sí, así que la combinación de la cantante con el compositor me hace llegar a las estrellas.

¿Vosotr@s tenéis ya Unmasked de Andrew Lloyd Webber? ¡Os lo recomiendo!

Anuncios

Requiem For Evita a La Seca Espai Brossa: una litúrgia divertidíssima i molt musical

A Barcelona ens encanten els musicals, tant al públic com als creadors i artistes. Ara bé, ja no arriben tantes grans produccions com enguany. Per exemple, l’últim gran espectacle que la productora de musicals Stage Entertainment va estrenar a la nostra ciutat va ser Sister Act a l’octubre de 2014. Malgrat això, sí que és cert que tenim una oferta molt amplia i variada de musicals de petit format i de moltíssima qualitat, on prima la originalitat, la cura dels petits detalls i la proximitat entre actors i públic.

S’acaba d’estrenar a La Seca Espai Brossa el musical Requiem For Evita, tot i que costa molt encabir-ho dins l’etiqueta de musical perquè és molt més que això: és còmic, musical, satíric, una paròdia… A la nit d’estrena, el director de l’espectacle, en Jordi Prat i Coll, i l’actriu Anna Moliner van explicar –ara mateix dubtem si anava de debò o era de broma– que la seva idea original era produir Evita, portar als escenaris de Catalunya la història de l’Eva Perón amb música d’Andrew Lloyd Webber i lletres de Tim Rice, però que la manca de pressupost va fer néixer Requiem For Evita.

Doncs bé, Requiem For Evita és un espectacle rodó, molt i molt recomanable per aquells que vulguin anar al teatre a desconnectar, riure’s d’un mateix i de tot en general, gaudir de fantàstiques interpretacions i, alhora, escoltar cançons que sonen fantàsticament bé del musical Evita (i alguna sorpreseta més). Aneu a veure’l, coi, riureu molt i us ho passareu molt bé. Paraula d’Evita.

Però us estareu preguntant: què és exactament Requiem For Evita? Tres personatges celebren una litúrgia dedicada a Eva Perón, dirigent política i actriu argentina que va morir el 1952. Segons expliquen, la primera dama, quan va visitar Espanya el 1947, va portar des d’Argentina la mongeta perona, els fesols, que en temps de la dictadura de Franco van alimentar la gran majoria de la població. Gràcies a això, els nostres avis van poder tenir els nostres pares, etc.

És una missa molt poc convencional, tot sigui dit. Si bé compta amb elements com les lectures (que permeten aprofundir i ironitzar sobre la figura que va representar Eva Perón) o la comunió, els personatges també aprofiten per representar escenes del musical Evita i reivindicar la seva devoció per aquest personatge que tenen divinitzat i que, de fet, va morir amb només 33 anys, com Jesucrist. No tot és disbauxa i caxondeig, la broma també ens apropa a la reflexió i a la crítica.

Aquesta missa dedicada a Eva Perón trenca amb la quarta paret. Els actors interactuen constantment amb el públic i, de fet, els animen a prendre fotografies i vídeos i a compartir-los a les xarxes socials utilitzant el hashtags #sócperona i #requiem4evita. És quelcom molt inusual i divertit que fa que anar al teatre sigui una experiència diferent i enriquidora pel públic.

L’espectacle compta amb les grans interpretacions d’Ivan Labanda (tot i que en moltes de les funcions la substitueix l’Anna Moliner), Jordi Vidal i l’Andreu Gallén, qui també toca el piano a tota la funció. Tots tres estan fantàstics en els seus papers i sens dubte repetirem per poder veure a l’Anna Moliner en escena. Destaquem la seva qualitat vocal, quina potència alhora de cantar i interpretar les diferents cançons.

L’espectacle compta amb totes les cançons en català, amb la traducció de David Pintó, amb coreografia d’Aixa Guerra i la dramatúrgia i direcció escènica és de Jordi Prat i Coll. Al darrere hi ha un equip enorme de professionals que han fet realitat una funció fantàstica i que fa goig anar-la a veure.

Quines cançons us agraden més d’Evita i espereu veure i escoltar a Requiem For Evita? Teniu temps per descobrir-ho fins el 27 de maig de 2018, podeu comprar les vostres entrades a la pàgina web de La Seca Espai Brossa, no us despisteu!

Cesar i Daniel

Andrew Lloyd Webber cumple 70 años y lanza Unmasked

Este marzo, Andrew Lloyd Webber cumple nada más y nada menos que 70 años, lo que significa que celebra 50 años de musicales. Es una figura clave dentro del teatro musical moderno, compositor de grandes obras como The Phantom of the Opera, Cats, Evita, Jesus Christ Superstar, entre otras. Para celebrarlo, se publican sus memorias, tituladas Unmasked: A Memoir (como no podía ser de otro modo, juega con la palabra máscara, como la que lleva Erik en The Phantom of the Opera) y también sale a la venta un nuevo álbum recopilatorio, Unmasked: The Platinum Collection.

Yo ya he reservado el álbum, hay dos ediciones, una con dos CD y otra con cuatro que es edición limitada. Es un repaso a las canciones más importantes de su carrera y, además, contará con algunas versiones interpretadas por Barbra Streisand, Madonna, Michael Crawford, Sarah Brightman, Elvis Presley, Lana del Rey, Beyoncé y Nicole Scherzinger. El CD sale a la venta el 16 de marzo, pero ya podéis hacer vuestra reserva haciendo click aquí.

Las canciones de Andrew Lloyd Webber destacan por su épica y lírica. Suenan perfectas interpretadas por una orquestra, como la OBC (Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya) que vimos estas Navidades en L’Auditori de Barcelona dirigida por Alfonso Casado. Pero, como todo, hay a quien le gustan sus composiciones y a quien no. Entiendo que a muchas personas les puedan parecer canciones pomposas, pero uno no puede negar la fuerza que tienen. Ya lo dicen, sobre gustos no hay nada escrito.

La verdad es que 50 años de carrera en el teatro musical han dado para mucho. Andrew Lloyd Webber ha compuesto grandes piezas y otras más mediocres y olvidables. Aprovecho para recordar con vosotros mi momento musical favorito y el más odiado de Andrew Lloyd Webber.

 

FAVORITO: CATS

Cats no es mi musical preferido de Andrew Lloyd Webber. Me gusta, pero no me fascina. El motivo es que me tiene que apetecer escuchar sus canciones, sino, me resultan hasta aburridas. Pero lo disfruto.

El momento que no olvidaré jamás de Cats fue cuando Daniel y yo lo fuimos a ver en el London Palladium de Londres. Fue un día lluvioso y madrugamos un montón para comprar dos day seats. Hicimos cola delante del teatro durante dos horas, pasando frío y empapados de agua, pero por lo menos pudimos “ver” el espectáculo. He puesto ver entre comillas porque las butacas eran restricted view (y tan restricted…). Aunque en general lo vimos todo bien porque los gatos actuaban en el centro del escenario la mayor parte de la función, el problema fue con el número Journey To The Heaviside Layer, directamente, no vimos la ascensión de Grizabella (interpretada por Nicole Scherzinger). Tuve que repetir al año siguiente para poder ver, en ese caso, a Madalena Alberto elevarse.

Guardo un recuerdo muy bonito de esa función, creo que jamás lo olvidaré. El momento en que Nicole Scherzinger se puso a cantar Memory nos emocionó muchísimo y nos hizo saltar las lágrimas. Cómo cantaba esa mujer, qué vozarrón. Es una canción que explica tantas cosas y que transmite tanto que no entiendo a quién no le puede gustar.

 

ODIADO: STEPHEN WARD

Justo cuando me mudé a Londres, mi amiga Maria del Mar y yo nos moríamos de ganas de ir a ver un musical juntos. Justo hacía poco se acababa de estrenar el nuevo espectáculo de Andrew Lloyd Webber, se llamaba Stephen Ward y estaba en el Aldwych Theatre. Confiamos en el compositor y compramos unas entradas a última hora. Nos hicieron un gran descuento y estábamos muy cerca del escenario, no nos lo creíamos. Al salir de la función lo entendimos: “regalaban” las entradas porque sino no se llenaba el teatro (de hecho, el musical acabó cerrando mucho antes de lo previsto debido al fracaso en taquilla).

Salimos del teatro horrorizados. Qué obra tan aburrida y qué canciones tan horrendas. Qué mala pata no haber pedido que nos bajaran más el precio de las entradas, porque incluso nos salió caro para el tostón que vimos.

El musical explicaba la historia del caso Profumo. En 1963, el ministro británico de guerra tuvo un escándalo sexual con una corista que, a su vez, había tenido encuentros con un espía soviético. Quizás, el tema no nos interesó pero salimos muy decepcionados del teatro. He vuelto a escuchar la banda sonora mientras escribía este post y me sigue resultando horrenda. Una lástima.

 

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna anécdota para explicarme relacionada con Andrew Lloyd Webber (ya sea buena o mala, claro)?

Cesar

Una nit a Broadway amb Andrew Lloyd Webber i l’OBC a L’Auditori: un concierto mágico e inolvidable

El británico Andrew Lloyd Webber es uno de los mayores compositores de musicales modernos. Es el creador de melodías tan famosas que incluso los que no estén muy metidos en el mundo de los musicales las reconocen, como Memory, Don’t Cry For Me Argentina o The Phantom of the Opera. Nacido en 1948, ha creado muchos musicales como Cats, Evita, Jesus Christ Superstar, Joseph and the Amazing Technicolor Dreamcoat o Sunset Boulevard. La semana pasada tuvo lugar en L’Auditori de Barcelona un concierto muy especial dedicado a esta figura clave en la historia del teatro musical. Estuvo dirigido por Alfonso Casado, quien ha dirigido numerosos musicales en el West End como Miss Saigon, The Phantom of the Opera o Les Misérables.

The Phantom of the Opera lleva en cartel en Broadway 30 años, siendo el musical más longevo de Broadway (en Londres está por detrás de Les Misérables, que se estrenó un año antes). Es un espectáculo que sigue enamorando a los espectadores gracias a su fuerza y potencia, a sus canciones y a su historia. Además, Andrew Lloyd Webber este año logró mantener en Broadway hasta cuatro espectáculos a la vez: Sunset Boulevard, School Of Rock, Cats y The Phantom of the Opera.

Estas fiestas, se pudo ver en L’Auditori de Barcelona un concierto especial de la OBC (Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya) dedicado a Lloyd Webber y llamado Una nit a Broadway amb Andrew Lloyd Webber, dirigido por Alfonso Casado. Además de la OBC, el concierto contó con la participación de la Coral Sant Jordi, Cor Ciutat de Tarragona, L’Esquitx, L’Espurna y Els Petits Martinencs, así como cuatro verdaderas estrellas del West End: Joanna Ampil, Celinde Schoenmaker, John Owen Jones y Gerónimo Rauch.

Quizás, de los cuatro invitados, el argentino Gerónimo Rauch es el actor más conocido en España, porque ha protagonizado Los Miserables y Jesucristo Superstar de gira por toda la geografía. En 2012 se mudó a Londres, donde protagonizó Les Misérables y posteriormente The Phantom of the Opera.

Por otro lado, John Owen Jones también es una de las grandes figuras del teatro musical británico. Al igual que Rauch, también ha protagonizado Les Misérables y The Phantom of the Opera en Londres y, además, cuenta con varios CD de estudio. Este actor tiene interiorizado completamente el papel de Erik y nos sedujo como a Christine mientras interpretaba ‘The music of the night’.

Las dos actrices invitadas, Celinde Schoenmaker y Joanna Ampil, quizás no son tan populares para nosotros, pero también tienen una excelente carrera en el teatro musical. Joanna Ampil ha podido participar en musicales como Miss Saigon, Cats, West Side Story y Avenue Q. Por su parte, Celinde Schoenmaker ha actuado en Les Misérables y The Phantom of the Opera (cantando incluso en la gala de celebración del 30 aniversario del espectáculo).

Los artistas del West End, sin duda, juegan en otra liga. Qué talento, qué facilidad para cantar e interpretar las canciones. Cuando salían al escenario parecía como que ya estaban interpretando los personajes, se transformaban con las primeras notas de las canciones. Verles en L’Auditori fue un momento único, de los mejores de este 2017.

El concierto fue mágico, no podía ser mejor. Tanto la OBC como los solistas y los coros invitados tuvieron el mismo protagonismo. Las canciones de Andrew Lloyd Webber suenan muy bien con la orquestra sinfónica de Barcelona y L’Auditori es un espacio ideal para escucharlas. La selección de canciones fue ideal, al combinar muchas épocas de este compositor y algunos de sus grandes éxitos de sus musicales más famosos: Jesus Christ Superstar, The Phantom of the Opera, Love Never Dies, Cats, Aspects of Love, Evita, Tell Me On A Sunday, Sunset Boulevard y Josep and the Amazing Technicolor Dreamcoat. Por último, no podía faltar un villancico y la canción que compuso Lloyd Webber para los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, ‘Amigos para siempre’, quien interpretaron en su día el tenor catalán Josep Carreras y la soprano inglesa Sarah Brightman.

Cada canción contó con la presentación de Alfonso Casado, quien destaca por su sentido del humor y espontaneidad. Su trabajo dirigiendo la orquestra, por supuesto, es excelente, pero además tiene mucha presencia en el escenario y una enorme simpatía que enamoró al público con todas sus aportaciones.

Es la segunda vez que Alfonso Casado realiza un concierto sobre musicales en L’Auditori y esperamos que esto se convierta en una tradición y podamos disfrutar de este espectáculo durante muchos años más, porque fue espectacular. En L’Auditori hay muchos conciertos y propuestas para todos los gustos, os recomendamos consultar su programación en su página web. Por ejemplo, para los aficionados de los musicales, apuntad en la agenda: 16, 17 y 18 de febrero de 2018, Seward y Jordi Oriol en su espectáculo Revisiting Jesus Christ Superstar. ¡Tiene muy buena pinta!

Cesar y Daniel

School Of Rock en el New London Theatre, un musical que contagia mucha energía

A scene from School Of Rock @ New London Theatre. Music by Andrew Lloyd Webber. Book by Julian Fellowes. Lyric by Glen Slater.
Directed by Laurence Connor.
(Opening 24-10-16)
©Tristram Kenton 10/16
(3 Raveley Street, LONDON NW5 2HX TEL 0207 267 5550 Mob 07973 617 355)email: tristram@tristramkenton.com

Qué caña de niños, menudo arte tienen los protagonistas de School Of Rock, un musical que se puede ver en el New London Theatre. Está basado en la película protagonizada por Jack Black, pero para el teatro cuenta con música de Andrew Lloyd Webber y letras de Glenn Slater. Recuerdo la decepción que sentí en enterarme de este proyecto de Webber, tampoco me gustó el vídeo de presentación en 360º, incluso me sorprendió que llegara a Londres tras su paso por Broadway. No obstante, me llevé una grata sorpresa. ¡School Of Rock es brutal!

En Londres, el musical está protagonizado por Gary Trainor, Florence Andrews, Oliver Jackson, Preeya Kalidas y los niños. Los niños se van alternando para poder combinar su formación, tiempo libre y actuación en el espectáculo. Todos ellos son maravillosos, cuánto talento. Son divertidos, tocan los instrumentos muy bien y son unas verdaderas estrellas de rock.

Los niños tocan en directo. En los momentos que la banda toca, los músicos del espectáculo abandonan sus instrumentos para contemplar a los más pequeños dándolo todo. Es toda una experiencia que vale la pena ver, ya que puede inspirar a los más jóvenes a desear introducirse en el mundo de las artes.

A scene from School Of Rock @ New London Theatre. Music by Andrew Lloyd Webber. Book by Julian Fellowes. Lyric by Glen Slater.
Directed by Laurence Connor.
(Opening 24-10-16)
©Tristram Kenton 10/16
(3 Raveley Street, LONDON NW5 2HX TEL 0207 267 5550 Mob 07973 617 355)email: tristram@tristramkenton.com

La historia de School Of Rock no es nada del otro mundo y la versión teatral es exacta a la de la película, no se ha introducido ninguna novedad (tampoco era necesario ni había mucho más que sacar). Su función es la de entretener y divertir y tampoco hay que esperar nada más. Explica la historia de Dewey Finn, un artista de rock fracasado y sin dinero. Un día contesta una llamada dirigida a su compañero de piso y se hace pasar por él, le ofrecen un trabajo como profesor de música en una escuela. El centro es muy conservador, pero motivará a los niños para que formen una banda de rock.

La puesta en escena es excelente, el escenario del New London Theatre es circular y aprovecha esa característica para distribuir los decorados y facilitar los cambios de escena. Al final, uno tiene la sensación de estar asistiendo a un concierto de rock y se olvida de que son niños los que están actuando son verdaderos artistas.

La música de School Of Rock está muy bien, suena genial, tiene un estilo muy rockero. Andrew Lloyd Webber es el compositor de una de las óperas rock más famosas, Jesus Christ Superstar, no obstante, el sonido de School Of Rock es muy diferente. Si bien es un musical, el cast recording podría escucharse como un CD de rock. Esto es muy positivo, significa que el espectáculo está muy bien trabajado y ambientado y demuestra la versatilidad y talento del compositor.

School Of Rock es un musical con niños pero es para todos los públicos y desatará pasiones a los mayores. Es una gozada, una caña, es una pasada y todo el mundo lo puede disfrutar. Es un musical recomendable porque es divertido, la música es muy guay. También es aconsejable ir a verlo acompañado de los más jóvenes porque es muy positivo ver a niños con tanto talento y tantas ganas de divertirse haciendo música, es un buen ejemplo.

School Of Rock at the New London Theatre, an amazing musical full of energy

A scene from School Of Rock @ New London Theatre. Music by Andrew Lloyd Webber. Book by Julian Fellowes. Lyric by Glen Slater.
Directed by Laurence Connor.
(Opening 24-10-16)
©Tristram Kenton 10/16
(3 Raveley Street, LONDON NW5 2HX TEL 0207 267 5550 Mob 07973 617 355)email: tristram@tristramkenton.com

I loved so much School Of Rock, a musical that can be seen at the New London Theatre. It’s based on the film starring Jack Black. For this theatre adaptation, it includes music by Andrew Lloyd Webber and lyrics by Glenn Slater.

I remember the disappointment I felt when this project was announced, I didn’t like the 360º video presentation either, I was even surprised that this show would be produced in London. My expectations were low, but I was pleasantly surprised. I am amazed about School Of Rock, you definitely have to see it.

In London, the musical stars Gary Trainor, Florence Andrews, Oliver Jackson, Preeya Kalidas and the children. The children are alternated so they can have time for study, rest and perform. All of them are fantastic, they are funny, they play the instruments very well and they are real rock stars.

A scene from School Of Rock @ New London Theatre. Music by Andrew Lloyd Webber. Book by Julian Fellowes. Lyric by Glen Slater.
Directed by Laurence Connor.
(Opening 24-10-16)
©Tristram Kenton 10/16
(3 Raveley Street, LONDON NW5 2HX TEL 0207 267 5550 Mob 07973 617 355)email: tristram@tristramkenton.com

Children play live. You can see that, when they are performing, the musicians from the show stop playing to watch them doing it. It’s a beautiful experience, really worth seeing, because can inspire other children to be interested with arts.

The story of School Of Rock is nothing extraordinary, it’s just OK. Its function is to entertain and you shouldn’t expect anything else. Dewey Finn, an unsuccessful rock artist and a loser, answers a call to his roommate. They offer him a job as a music teacher in a school. The centre is very conservative, but he will motivate children to create a rock band.

The production is excellent, the stage of the New London Theatre is circular and the distributions of the sets take advantage of this. In the end, you can have the feeling that you are in a rock concert. Also, you forget that there are children performing because you only see true artists.

The music of School Of Rock is very good, it sounds great and has a very rock style. Andrew Lloyd Webber is the composer of one of the most famous rock operas, Jesus Christ Superstar, however, the sound of School Of Rock is very different. While it is a musical, cast recording could be heard as a rock CD. This is very positive, it demonstrates the versatility and talent of the composer.

School Of Rock is a musical with children but everybody can enjoy it. It is also a good idea to go and see it accompanied by kids because they will excited watching other children having fun making music, it’s a good example.

Tell Me On A Sunday, el musical de Andrew Lloyd Webber, brilla en Barcelona

La semana pasada se estrenó en el Versus Teatre de Barcelona, cerca de Glòries, la versión catalana de Tell Me On A Sunday. Se trata de un musical con música de Andrew Lloyd Webber –uno de los mayores compositores de musicales, con títulos que incluso pueden sonar a los no aficionados del género como Jesucristo Superstar, Evita, Cats o The Phantom of the Opera– y letras de Don Black (en este caso, adaptadas por Marc Gómez).

Para esta producción, el espectáculo cuenta con la dirección de Ferran Guiu y la dirección musical de Joan Comaposada. Además, no pueden faltar tres músicos en directo: el mismo Joan Comaposada, Andreu Domènech y Eloi López. Está protagonizado por Lu Fabrés, con Laura Miquel de cover. Todos ellos y el equipo que está detrás de este maravilloso musical estuvieron el día del estreno y brillaron encima del escenario emocionados. Sin duda alguna, este ha sido un gran trabajo del que seguro estarán muy orgullosos, no es para menos.

Tell Me On A Sunday trata la historia de una chica británica que se muda a Estados Unidos buscando el amor. Es un monólogo en el que, durante una hora, la protagonista canta sus aventuras y desventuras amorosas, sus momentos de emociones, ilusiones, sueños, a la vez que desamores, tristezas, preocupaciones y momentos de soledad.

Este musical también tiene su propia historia. Originalmente, era una idea concebida por Tim Rice. Cuando Andrew Lloyd Webber se da cuenta de que Tim Rice está escribiendo las canciones específicamente para Elaine Page, actriz con la que el letrista tiene una aventura, no puede tolerarlo y decide buscar un nuevo letrista, optando por Don Black. La historia se modifica un poco, ya que la idea original de Tim Rice era que la chica británica se quedara en Reino Unido, pero Don Black propone que se mude a Estados Unidos.

El Versus Teatre es un espacio idóneo para este tipo de espectáculo. El escenario se encuentra en medio de dos bloques de gradas y resulta un espacio muy íntimo. Con un escenario muy básico, que representa la casa de la protagonista, ella nos va contando su historia canción a canción. Es todo tan próximo, tan pequeño, que parece como que estás conviviendo con ella.

Lu Fabrés está espectacular, menuda voz, por favor, qué maravilla. ¡Lo da todo! Es brutal cómo domina todos los géneros, qué naturalidad tiene y cómo es capaz de transmitir sus emociones. Si estaba nerviosa, no se notaba ni gota. Debe ser muy difícil y agotador interpretar una obra así, toda sola en el escenario (acompañada de los músicos, por supuesto). Pues ella está a la altura y supera la prueba con creces. Su personaje evoluciona, aprende y crece mudándose de ciudad en ciudad.

Quizás lo que más llama la atención de este Tell Me On A Sunday es que todo está cuidado al más mínimo detalle. Cada canción está pensada para ser diferente de las demás y te traslada a un momento distinto de la vida de la protagonista de forma muy clara. Bien un momento está escribiendo a su madre para explicarle lo ilusionada que está con el chico al que acaba de conocer, bien está eufórica bailando, bien haciendo el amor, bien preparando la mesa para tener una cita, bien destrozada tras una ruptura. Los cambios de escena son justamente muy ágiles, sin pausa y, para ello, la escenografía y el vestuario juegan un papel muy importante.

Las canciones de Andrew Lloyd Webber son fenomenales, como prácticamente todas las de su carrera. Suenan muy bien, son pegadizas, bonitas y son un eje que une muy bien la historia con las emociones. Tiene un estilo muy propio, muy suyo, y con la voz de Lu Fabrés, se nos ponía la piel de gallina. Musicalmente, Tell Me On A Sunday pone los pelos de punta, eso es así. Las letras de las canciones en catalán están muy bien, ha habido un trabajo excelente en ese sentido, ya que todas sonaban de maravilla.

Cualquier persona puede conectar con esta historia, por eso es un musical tan recomendable, porque todos hemos vivido historias de amor y desamor, hemos sido más ingenuos, inocentes en algunos momentos, pero valientes en otros, hemos estado tristes, eufóricos… Las emociones de la protagonista se pueden compartir con facilidad y todas las sensaciones están muy bien explicadas y desarrolladas en una hora que se pasa volando.

Ahora que por fin se ha estrenado, esta propuesta se mantendrá en cartel hasta el próximo 3 de septiembre en el Versus Teatre. Sin duda alguna, es una de las grandes citas de este verano para los amantes de los musicales. ¿A qué esperáis a comprar ya vuestras entradas? No os arrepentiréis.

Cesar y Daniel