Archivo de la etiqueta: Lu Fabrés

‘Tick, Tick… Boom!’ en el Teatre Gaudí: un musical para los amantes del arte y todo el público en general

Ya se ha estrenado Tick, Tick… Boom! en el Teatre Gaudí de Barcelona, protagonizado por un trío enorme: Xavi Duch, Lu Fabrés y Marc Pociello. Es un musical autobiográfico que Jonathan Larson (compositor de Rent) escribió poco antes de Rent. Esta producción en catalán dirigida por Ferran Guiu debería ser vista obligatoriamente por los aficionados del teatro musical, ya que Jonathan Larson transformó el teatro musical moderno con Rent y poder ver otro de sus trabajos en nuestro país es todo un lujo. Pero también es 100% recomendable para todos los públicos, ya que es un chute de adrenalina gracias a su música tan potente y es una historia tan real que cualquiera puede sentirse representado.

En Tick, Tick… Boom!, el protagonista Jon (Xavi Duch) está a punto de cumplir los 30 años y sufre una crisis existencial sobre qué hacer con su futuro. Se encuentra en una edad en la que debería tener una vida más estable, con una profesión seria y reputada por la sociedad, pero lucha por componer y sacar adelante su propio musical, sin demasiado éxito.

Junto a él está su amigo Mike (Marc Pociello), un chico que de joven quería ser actor, tenía un futuro prometedor, pero que finalmente se decantó por la estabilidad que le ofreció el trabajar en el sector del marketing, si bien a costa de hacer jornadas interminables, viajar mucho, pasar poco tiempo en casa, etc.

También está Susan (Lu Fabrés), la novia de Jon, bailarina que hace clases a niños y, a su vez, para poder sobrevivir, trabaja en un bar. Tanto Marc Pociello como Lu Fabrés también interpretan a otros personajes durante la función, como por ejemplo el padre de Jon o su agente.

Como ya hemos dicho, el elenco de esta producción es enorme. Los tres están excelentes, ya que combinan sus grandes voces, con unas interpretaciones perfectas y mucho sentido del humor (sobre todo cuando hacen los papeles del padre y la agente). Ahora bien, debemos reconocer que nos quedamos prendados de Lu Fabrés en uno de los momentazos del espectáculo: ‘Come To Your Senses’. Bravo, bravo, bravo!!!

Es una obra que divierte, el público se rió mucho y eso se agradece mucho, Tick, Tick… Boom! tiene la capacidad de alegrar el día a cualquiera. De miércoles a domingo está en el Teatre Gaudí, ¿qué mejor plan que ir a divertirse al teatro después de salir del trabajo? Pero este musical no solo divierte y entretiene, sino que también hace pensar.

Jon está en un momento de su vida que se plantea si sigue las recomendaciones de su amigo Mike para que también trabaje en marketing (lo que le daría un trabajo estable y, sobre todo, un sueldo fijo) o sigue luchando por sus sueños, su verdadera vocación profesional, pese a ser muy duro y provocar un desgaste en su vida personal.

Hoy en día, todos los trabajos son precarios y es recomendable no generalizar, pero es verdad que la cultura siempre ha sufrido un desprestigio por parte de la sociedad. Está bien visto trabajar en oficinas, en industrias, en comercios, etc., porque, tradicionalmente, estos trabajos ofrecen unas garantías de salario y jornada más estables.

En cambio, las personas que se dedican a la cultura (en este caso, el teatro y la música), por ejemplo, lo tienen muy complicado para encontrar un trabajo. Es una profesión muy diferente a las demás, es muy vocacional, que pone por delante la calidad ante la productividad. Y entre proyecto y proyecto, ¿qué ocurre? No queda otra que seguir formándose, trabajar en la hostelería para ahorrar, hacer clases, etc. Qué profesión más bonita tienen los actores, es envidiable su capacidad para hacer creer a miles de espectadores que son otras personas y explicarnos sus historias para conmovernos, hacernos pensar, divertirnos o sentir emociones. Nos proporcionan más de lo que creemos y por ello merecen nuestro respeto y admiración.

Insistimos que es mejor no generalizar. Hoy en día, tampoco es tan fácil encontrar un trabajo en marketing o cualquier otro sector, como le propone Mike a Jon. También hay mucha competencia, pocos puestos de trabajo, sueldos bajos, jornadas larguísimas de saber a la hora que entras y no a la que sales, exigen muchos idiomas, conocimientos de programas, muchas capacidades, años de experiencia, etc. Por ese motivo, en un mundo tan duro, tan complicado y tan competitivo, qué mejor que invertir nuestro tiempo, nuestros esfuerzos, nuestras energías e ilusiones en algo que realmente nos motive y amemos de verdad, que nos haga sentirnos realizados como escribir una obra musical, dibujar cómics, hacer estadísticas, pintar o escribir un blog sobre teatro musical.

Jonathan Larson no lo tuvo nada fácil para sacar adelante Rent y, por ello, Tick, Tick… Boom! es su historia, pero podría ser la de cualquiera, todos nos podemos sentir identificados en muchos de los momentos, pensamientos e ideas de los protagonistas. Larson se convirtió en un referente en el teatro musical y dejó un enorme legado con Rent que seguimos disfrutando todavía hoy en día. Por desgracia, se marchó demasiado temprano. Inicialmente, él planteó Tick, Tick… Boom! como un monólogo, pero años más tarde después de fallecer, David Auburn lo readaptó a una obra para tres personajes, como la conocemos ahora. Estoy seguro que Jonathan Larson se sentiría muy orgulloso de este musical y de su producción catalana.

En el escenario del Teatre Gaudí nos encontramos con un sofá, una mesa y un piano. No hace falta más para explicar la historia, se utilizan todos los recursos que ofrece el teatro para las distintas escenas, como por ejemplo el gran protagonismo que tienen las luces. Todo está muy bien pensado y preparado, la dirección de Ferran Guiu es excelente, como siempre, al cuidar hasta el detalle más pequeño.

Un punto muy positivo de esta producción es que hay una banda de rock en el escenario tocando en directo. Parece que no, pero es básico en un musical, que actores y músicos actúen y toquen los instrumentos en directo tiene un gran valor añadido. Sería maravilloso poder disfrutar de las canciones de los musicales que se producen en el Teatre Gaudí y en el Versus Teatre. Entendemos que editar un CD sería un sobrecoste para la producción (además ahora que cada vez se compra menos música), pero sí que es cierto que sería una buena manera de recordar los musicales que se han disfrutado en estos teatros. Pero quizás, comercializar las canciones online sería una opción más económica, ¿verdad? Bueno, ahí dejamos la propuesta. De todos modos, siempre podremos disfrutar del vídeo de 30/90 en el estudio de grabación.

Tick, Tick… Boom! ya se puede ver hasta el próximo 7 de enero de 2018. Las funciones son de miércoles a sábado a las 21:15h y los domingos a las 20h, con una función especial –con campanadas incluidas– en fin de año. No olvidéis comprar vuestras entradas en la página web oficial del Teatre Gaudí de Barcelona.

 

Cesar y Daniel

Anuncios

Qué es Tick, Tick… Boom, el musical de Jonathan Larson que llega al Teatre Gaudí de Barcelona

Tick, Tick… Boom es un musical autobiográfico del compositor americano Jonathan Larson, el mismo creador de Rent (ganador de un premio Pulitzer y cuatro Tony Awards). Como ya sabéis, es uno de los compositores más reconocidos del teatro musical moderno justamente por Rent y por su inesperada muerte el día de la primera previa de este espectáculo en 1996. Tick, Tick… Boom cuenta la historia de Jon, un compositor que vive en Nueva York en 1990 y que se plantea si ha decidido mal su carrera profesional en las artes escénicas, tras tantos años de fracasos intentando triunfar (Larson llevaba desde los años 80 luchando por producir su propio musical).

Inicialmente, Jonathan Larson planteó Tick, Tick… Boom como un monólogo musical de rock. El workshop se presentó por primera vez en 1990 y, cuando su creador falleció, la pieza se revisó. El dramaturgo David Auburn, creador de la obra La prueba (Proof), adaptó el texto e introdujo tres personajes principales, en vez de uno: Jon, Michael y Susan, estos dos últimos también interpretan otros personajes. La nueva versión se estrenó en el Off-Broadway en el Jane Street Theater en 2001 y también se editó su cast recording. Podéis buscarlo, ¡suena muy bien!

Probablemente, debido a la gran influencia que ha tenido Rent en el teatro, Tick, Tick… Boom ha tenido muchas producciones, como una gira por Estados Unidos, Canadá y dos veces en Londres (en la Menier Chocolate Factory con Neil Patrick Harris y posteriormente en el Duchess Theatre con Julie Atherton). En 2014 se produjo en Nueva York con el equipo de Hamilton, nada más y nada menos que Lin-Manuel Miranda, Karen Olivo y Leslie Odom Jr.

 

TICK, TICK… BOOM LLEGA A BARCELONA

Tengo buenas –qué buenas, ¡buenísimas!– noticias sobre Tick, Tick… Boom: llega a Barcelona. Se podrá ver en el Teatre Gaudí del 29 de noviembre al 7 de enero y estará protagonizado por un elenco excelente: Marc Pociello, Xavi Duch y Lu Fabrés.

Estará dirigido por el gran Ferran Guiu, sinónimo de calidad, con dirección musical de Joan Comaposada y adaptado al catalán por Marc Gómez. ¡Qué ganas que llegue ya noviembre y poder ver Tick, Tick… Boom! Ya podéis haceros con vuestras entradas en la web del Teatre Gaudí de Barcelona.

Entrevista a Lu Fabrés, actriz protagonista de Tell Me On A Sunday en el Versus Teatre de Barcelona

Lourdes Fabrés es una actriz catalana de teatro musical. Ha participado en una lista muy larga de espectáculos, como La Fira de l’Amor con Roger Pera, Collage (Versus Teatre), Fràgil (SAT), Dies Normals (Versus Teatre) e, incluso, en algunas de las grandes superproducciones que se han visto en nuestro país, como Los Miserables y La Bella y la Bestia.

Actualmente, Lu Fabrés está espectacular en Tell Me On A Sunday, protagonizando esta bonita historia de miércoles a domingo hasta el próximo 3 de septiembre en el Versus Teatre. Esta producción la ha dirigido Ferran Guiu. Hemos tenido la oportunidad de hablar con ella para que nos cuente cómo está viviendo esta gran experiencia:

 

MUSICALS ARE GREAT: ¿Cómo van las funciones, estás contenta?

LU FABRÉS: Pues, después de quitarme los malditos nerviós de encima 😅 ¡Ahora puedo decir que estoy contenta! Y las funciones van cada dia mejor.

 

MAG: ¿Cómo es actuar completamente sola en el escenario, es muy difícil?

LF: Actuar sola ha sido para mi un reto enorme. Si ya les tenÍa mucho respeto a los monologuistas ahora todavía les tengo más. Me daba miedo sentirme poca cosa en el escenario, no llenar lo suficiente y aburrir a la gente, equivocarme… Para mi és muchísimo más difícil actuar solo pero también la recompensa es más grande. Por suerte, he estado muy bien rodeada en los ensayos y ahora, realmente, se me pasan volando los 60 minutos que dura la obra.

 

MAG: ¿Cómo han sido los ensayos de Tell Me On A Sunday, cómo te has preparado para este reto?

LF: Toda la compañía teníamos claro que queríamos disfrutar del proceso y queríamos ir tranquilos, así que los ensayos han sido una delícia. Tanto Ferran, Joan, Isa, Laura y yo misma hemos mimado muchísimo la partitura. Para mi lo mas difícil fue aprenderme las letras. Porque muchas veces hay melodías parecidísimas con distintas letras y era un lío 😂

 

MAG: Cuando el público entra en el teatro tú ya estás sentada en el sofá, ¿qué pasa entonces por tu cabeza, los nervios van a más?

LF: ¡¡Pasan las letras de las canciones!! 😂😂 También intento canalizar los nervios y convertirlos en la actitud de “la Noia”.

 

MAG: ¿Cómo te sientes al actuar tan cerca del público como en el Versus Teatre?

LF: Actuar cerca del público siempre me ha encantado. De hecho, lo prefiero. Aunque tengo que reconocer que esta vez me daba miedo y respeto. Pero era algo que nunca había sentido y que ya no voy a olvidar jamás fue sentir a todo el público del Versus Teatre el dia del estreno respirar conmigo. ¡Alucinante!

 

 

MAG: El personaje de Tell Me On A Sunday es muy intenso. Pasas de la alegría y euforia a la tristeza de golpe, ¿no es agotador? ¿Cómo logras no llevarte el trabajo a casa?

LF: ¡¡Es agotador!! Algún día antes del estreno y debido a los nervios quizás sí que me llevé algún punto de locura del personaje a casa 😂😂 Pero de normal y por suerte soy bastante más equilibrada que ella.

 

MAG: Todo proyecto teatral supone un reto tanto profesional como personal para sus creadores y las personas implicadas en él, ¿qué aporta Tell Me On A Sunday a tu vida y qué aprendes de él?

LF: Este musical para mi ha sido un escalón más en la lista de cosas que hacer antes de morir. Cuando lo descubrÍ hace 10 años me enamoró y cuando Ferran me dijo que lo querÍa hacer me entró una mezcla de pánico, alegría y emoción. Este proyecto me ha ayudado a superarme.

 

MAG: ¿Cuál es tu momento favorito de la obra, con cuál disfrutas más?

LF: ¡¡Hay muchos momentos y son tan distintos!! Es difícil quedarme con uno pero todavía me acuerdo cuando durante los ensayos a Ferran se le ocurrió el momento del espejo (no spoiler) y se nos pusieron a todos los pelos como escarpias. Ese momento siempre me emociona y me encanta el sentimiento positivo que transmite.

 

MAG: ¿En qué os parecéis con el personaje de Tell Me On A Sunday? 

LF: En nada de nada. No podemos ser más diferentes. Solo nos parecemos en que las dos ponemos mucha passión en todo lo que hacemos.

 

MAG: Andrew Lloyd Webber es uno de los grandes compositores de teatro musical, ¿hay alguno más que te guste? ¿Cuál es tu musical favorito?

LF: Me gustan muchos compositores y muchos musicales. El primer musical que vi y el culpable de que yo me dedique a esto es Germans de Sang pero la lista es infinita, desde Sondheim hasta Adam Gwon.

 

 

¡Muchas gracias y mucha suerte con las funciones de Tell Me On A Sunday!

No olvidéis comprar vuestras entradas en la página web oficial del Versus Teatre.

 

 

Tell Me On A Sunday, el musical de Andrew Lloyd Webber, brilla en Barcelona

La semana pasada se estrenó en el Versus Teatre de Barcelona, cerca de Glòries, la versión catalana de Tell Me On A Sunday. Se trata de un musical con música de Andrew Lloyd Webber –uno de los mayores compositores de musicales, con títulos que incluso pueden sonar a los no aficionados del género como Jesucristo Superstar, Evita, Cats o The Phantom of the Opera– y letras de Don Black (en este caso, adaptadas por Marc Gómez).

Para esta producción, el espectáculo cuenta con la dirección de Ferran Guiu y la dirección musical de Joan Comaposada. Además, no pueden faltar tres músicos en directo: el mismo Joan Comaposada, Andreu Domènech y Eloi López. Está protagonizado por Lu Fabrés, con Laura Miquel de cover. Todos ellos y el equipo que está detrás de este maravilloso musical estuvieron el día del estreno y brillaron encima del escenario emocionados. Sin duda alguna, este ha sido un gran trabajo del que seguro estarán muy orgullosos, no es para menos.

Tell Me On A Sunday trata la historia de una chica británica que se muda a Estados Unidos buscando el amor. Es un monólogo en el que, durante una hora, la protagonista canta sus aventuras y desventuras amorosas, sus momentos de emociones, ilusiones, sueños, a la vez que desamores, tristezas, preocupaciones y momentos de soledad.

Este musical también tiene su propia historia. Originalmente, era una idea concebida por Tim Rice. Cuando Andrew Lloyd Webber se da cuenta de que Tim Rice está escribiendo las canciones específicamente para Elaine Page, actriz con la que el letrista tiene una aventura, no puede tolerarlo y decide buscar un nuevo letrista, optando por Don Black. La historia se modifica un poco, ya que la idea original de Tim Rice era que la chica británica se quedara en Reino Unido, pero Don Black propone que se mude a Estados Unidos.

El Versus Teatre es un espacio idóneo para este tipo de espectáculo. El escenario se encuentra en medio de dos bloques de gradas y resulta un espacio muy íntimo. Con un escenario muy básico, que representa la casa de la protagonista, ella nos va contando su historia canción a canción. Es todo tan próximo, tan pequeño, que parece como que estás conviviendo con ella.

Lu Fabrés está espectacular, menuda voz, por favor, qué maravilla. ¡Lo da todo! Es brutal cómo domina todos los géneros, qué naturalidad tiene y cómo es capaz de transmitir sus emociones. Si estaba nerviosa, no se notaba ni gota. Debe ser muy difícil y agotador interpretar una obra así, toda sola en el escenario (acompañada de los músicos, por supuesto). Pues ella está a la altura y supera la prueba con creces. Su personaje evoluciona, aprende y crece mudándose de ciudad en ciudad.

Quizás lo que más llama la atención de este Tell Me On A Sunday es que todo está cuidado al más mínimo detalle. Cada canción está pensada para ser diferente de las demás y te traslada a un momento distinto de la vida de la protagonista de forma muy clara. Bien un momento está escribiendo a su madre para explicarle lo ilusionada que está con el chico al que acaba de conocer, bien está eufórica bailando, bien haciendo el amor, bien preparando la mesa para tener una cita, bien destrozada tras una ruptura. Los cambios de escena son justamente muy ágiles, sin pausa y, para ello, la escenografía y el vestuario juegan un papel muy importante.

Las canciones de Andrew Lloyd Webber son fenomenales, como prácticamente todas las de su carrera. Suenan muy bien, son pegadizas, bonitas y son un eje que une muy bien la historia con las emociones. Tiene un estilo muy propio, muy suyo, y con la voz de Lu Fabrés, se nos ponía la piel de gallina. Musicalmente, Tell Me On A Sunday pone los pelos de punta, eso es así. Las letras de las canciones en catalán están muy bien, ha habido un trabajo excelente en ese sentido, ya que todas sonaban de maravilla.

Cualquier persona puede conectar con esta historia, por eso es un musical tan recomendable, porque todos hemos vivido historias de amor y desamor, hemos sido más ingenuos, inocentes en algunos momentos, pero valientes en otros, hemos estado tristes, eufóricos… Las emociones de la protagonista se pueden compartir con facilidad y todas las sensaciones están muy bien explicadas y desarrolladas en una hora que se pasa volando.

Ahora que por fin se ha estrenado, esta propuesta se mantendrá en cartel hasta el próximo 3 de septiembre en el Versus Teatre. Sin duda alguna, es una de las grandes citas de este verano para los amantes de los musicales. ¿A qué esperáis a comprar ya vuestras entradas? No os arrepentiréis.

Cesar y Daniel