Archivo de la etiqueta: Review

La nueva adaptación de ‘La Bella y la Bestia’ muy musical

Por fin se estrenó la nueva adaptación de Disney de ‘La Bella y la Bestia’, protagonizada por Emma Watson y con un reparto estelar, con caras (y voces) de sobras conocidas. Ya la he podido ver y debo reconocer que me ha gustado mucho, que me parece un musical bonito, que despertó nostalgia en mi y me trasladó a mi infancia cuando miraba la película de animación una y otra vez, o cuando mi padre nos llevó a mi hermano y a mi a ver ‘La Bella y la Bestia sobre hielo’ y guardo muy buen recuerdo de ello.

A diferencia de las últimas adaptaciones de Disney (‘El Libro de la Selva’ y ‘Cenicienta’), en este caso, la película se trata de un musical. Y no estoy hablando de una película con algunas canciones, sino que es una película musical completamente, con la participación de actores y actrices de musicales como Audra Mcdonald, ganadora de seis Tony Awards, Kevin Kline y Josh Gad.

Esta adaptación es muy similar a la original, en ese sentido, es cierto que el director Bill Condon ha arriesgado más bien poco, pero yo creo que ese era el objetivo. A mi me parece como que esta nueva película es una revisión de la antigua, visualmente más atractiva para las nuevas generaciones. Quizás no era necesario, porque la primera película no es tan antigua e incluso yo la sigo viendo moderna.

Me gustó cómo se exploraron la historia de la Bella, de la Bestia e incluso el nuevo aire de LeFou. Es cierto que hay cosas mejorables, seguro que sí, como el personaje de Agathe, ¿era necesario? ¿O para qué ese libro que traslada hasta donde sea? Muy cogido con pinzas, para explicar la historia de Bella, pero bueno, su historia tampoco está tan mal.

La partitura de ‘La Bella y la Bestia’ es una de mis favoritas de Disney. Para los amantes de los musicales, las películas de Disney y, concretamente, las canciones de Alan Menken están en la lista de favoritos seguro. Las nuevas versiones suenan muy bien, creo que Emma Watson se defiende, al igual que Dan Stevens. Qué pasada la canción ‘Aria’ para Audra Mcdonald, ¡qué alegría que tenga un solo (aunque sea breve)!

Lo siento, yo vi la película en inglés, así que no sé cómo es el doblaje en español ni si se han adaptado las letras de las canciones. Es cierto que cuando era pequeño la miraba en español y me sabía las canciones en castellano, incluso vi el musical en Barcelona y, lógicamente, también era castellano, pero ya hace años que me acostumbré a escuchar las canciones en inglés.

A mi me gusta mucho el musical en teatro de ‘La Bella y la Bestia’ y sobre todo las canciones originales creadas específicamente para ese espectáculo, pero desafortunadamente no aparecen en la película. Se han modificado por otras nuevas para el film.

No Matter What’ se ha substituido por ‘How Can A Moment Last Forever’; ‘Home’ (mi favorita y que, de hecho, su melodía suena cuando Bella entra por primera vez en su nuevo dormitorio) por ‘Days In The Sun’ y ‘If I Can’t Love Her’ por ‘Evermore’ (pese a gustarme, prefiero rotundamente ‘If I Can’t Love Her’, me parece mucho más fuerte).

La Bella y la Bestia’ es una película para niños y mayores. Los niños la disfrutarán, sobre todo viendo los objetos bailando y conociendo la historia por primera vez, con efectos brillantes, vestuarios que son una pasada y canciones pegadizas. Los adultos, por su parte, viajarán en el tiempo y recordarán su infancia, cuando disfrutaban de los cuentos y la fantasía.

El musical cerró tanto en Broadway como en Londres en 1999 y, desde entonces, no se ha vuelto a producir (sí en gira y en otros países). Me pregunto si, tras el éxito de la película, se tirará adelante un nuevo revival. Espero que en España no, por favor, pese a que me gustaría volver a verlo encima de un escenario, su última producción fue no hace tanto, en 2010.

¿Vosotros habéis visto la película ya, qué os pareció?

Cesar

Divertidísimo y muy recomendable ‘Adam i Eva, el musical’

Soy aficionado de las pequeñas producciones y los espectáculos de pequeño formato porque tienen los ingredientes suficientes para sorprender el espectador. En ocasiones, no son necesarios grandes decorados ni efectos para contar la historia, sino que los actores, los diálogos y las canciones ya dan de sí para conmover y transmitir las emociones deseadas al público.

La semana pasada acudí a la Nau Ivanow, en Barcelona, para ver ‘Adam i Eva, el musical’. Este espectáculo creado por Ben Hales se estrenó en el Edinburgh Festival Fringe en 2013 y su versión en catalán llega de la mano de Sílvia Sanfeliu (directora) y Adrià Bravo (dirección musical).

Cuenta la historia de Adán y Eva justo en el momento en el que son expulsados del Jardín del Edén. Por su parte, Adán se niega a aceptar su nueva realidad y desea regresar al Paraíso a toda costa. En cambio, Eva empieza a explorar y descubrir qué posibilidades le ofrece este nuevo mundo. Esta podría considerarse la primera disputa conyugal de la Historia con unos toques cómicos brillantes.

Cinco actores participan en este espectáculo: Jaume Ortanobas (Adam), Sílvia Blavia (Eva), Jordi Farrés (Llucifer), Alex Marteen (Arcàngel Oliver) y Mireia Vallès (Caribú/Arbre/Conill). Todos ellos están fantásticos, desde Adán desesperado y enojado, hasta Eva desolada pero divertidísima. Y qué decir del seductor Lucifer, o el Arcángel Oliver, con buenas intenciones pero terriblemente patoso; y los tres personajes que interpreta Mireia, muy distintos entre sí y con muchísimo sentido del humor.

Las escenas son rápidas, muy dinámicas, parecen sketches en los que participan los distintos personajes y se tratan distintos temas y situaciones. Es un espectáculo corto, de poco más de una hora, pero que es puro entretenimiento y diversión. Además, hace pensar un poco sobre la religión, que siempre va bien. ¿No es demasiado castigo por tan solo comer una manzana? ¿Hasta qué punto Dios fue realmente partícipe del pecado original? Yo salí del teatro con la sensación de habérmelo pasado bien, se me pasó volando, y dándole vueltas a la cabeza, algo muy positivo al salir de una función.

Adam i Eva, el musical’ es un espectáculo fenomenal, divertido, entretenido y con muy buenas canciones, en perfecta sintonía con las distintas voces del elenco. Si bien es de pequeño formato, su calidad es enorme. Está dirigido por Sílva Sanfeliu, amante del teatro musical como ninguna, con un equipo detrás que han dedicado mucho tiempo y esfuerzo para sacar adelante este proyecto; son motivos más que suficientes para no perdérselo!

De momento no hay previstas más funciones en su página web, pero estaré al día para compartir con vosotros si hay cualquier función más a la vista.

Las fotografías que ilustran este post son de la página oficial de Facebook de ‘Adam i Eva, el musical‘.

Cesar

‘Invisible’: un musical original sobresaliente en Barcelona

Invisible’ es una apuesta arriesgada pero que supera con creces las expectativas. Es un musical muy innovador, sorprendente y que demuestra una vez más que en Barcelona hay talento y potencial de sobras para sacar adelante producciones grandes, medianas o pequeñas que son una verdadera joya, que atrapan a los espectadores desde que se apagan las luces de platea.

Este musical viene de la mano de Alícia Serrat (dirección), Sílvia Navarro (dramaturgia y ayudante de dirección), Ernest Fuster (composición y dirección musical) y Toni Luque (productor). Está protagonizado por Lucía Torres, Adrián Rodríguez y Paula Berenguer. Se puede ver en el Eixample Teatre hasta el 16 de abril. Contará con una función benéfica el próximo 23 de marzo, en el que se donará el 50% de la taquilla a la Alzheimer Catalunya Fundació.

Alex (Lucía Torres) es una superestrella mundial que cuando termina un concierto, se encuentra una propuesta de su productora para acudir a WhiteInk, un centro donde puede volver a empezar, dejar de ser acechada, acosada, observada en todo momento, pero a un precio muy alto: borrar algunos de sus recuerdos y remplazarlos por otros. Allí se encuentra con Noah (Adrián Rodríguez), otro paciente que se convertirá en su amigo y Sasha (Paula Berenguer), psicóloga, profesional de WhiteInk que se encargará de guiar todo su proceso a la hora de borrar los recuerdos que ambos deseen.

Es una historia compleja, que va más allá de lo que en principio puede parecer, que explora varios temas, como la memoria, los recuerdos, los traumas, el deseo, la soledad, la percepción de las personas, de nosotros mismos, los miedos, la muerte, etc. El factor sorpresa que tiene ‘Invisible’ es de las cosas más atractivas del espectáculo.

Debo reconocer que, de entrada, la presentación de “un musical de ciencia ficción” choca, si más no, sorprende un poco porque no es un género del todo habitual. Pero yo creo que es mucho más que eso, WhiteInk y la posibilidad de borrar los recuerdos son un telón de fondo, un punto de unión entre tres personajes muy distintos, pero muy bien desarrollados e interpretados. Además, la historia y cómo se relacionan entre ellos tres capta toda la atención y a mi me atrapó.

Los tres personajes son muy diferentes entre sí. Por un lado, Alex tiene un carácter fuerte, es pasional, muy lanzada, a la vez que cauta debido a su experiencia en la industria musical y sentimental. Lucía Torres tiene una voz extraordinaria como demuestra en algunos de los temazos y solos a lo largo de los 90 minutos de función. También está Noah, un chico que de entrada podríamos decir que es “rarito”, se comporta con timidez pero tiene una historia muy impactante. Adrián Rodríguez está excelente en este papel, cómo se mueve, cómo se comporta con las demás actrices, denota una gran fragilidad e incertidumbre. Y por último Sasha, una chica profesional, formal, comprometida y que, poco a poco, se va soltando y va mostrando un poco más de su personalidad. El trabajo de Paula Berenguer también es tremendo, cómo va desentrañando sus claroscuros y las sensaciones de su personaje, además también destaca su voz muy potente.

Debo reconocer que hay algo que verdaderamente me ha enamorado de ‘Invisible’: su música. Yo le pongo un diez, es una mezcla de pop, rock y algunas canciones más electrónicas. Una buena mezcla, potente, y las canciones suenan muy bien, funcionan bien en el musical, ayudan a avanzar la historia, qué fantástico sería si editasen un CD de la banda sonora (ahí lo dejo :P).

Al salir del Eixample Teatre, uno no puede más que sentirse orgulloso y fascinado de tanto talento. Yo siento mucha ilusión, de ver el potencial que tiene ‘Invisible’, de haber tenido el privilegio de asistir a una función así, de descubrir, impresionarme y dejarme sorprender con la historia, los actores y las canciones. ¡No logro quitarme el espectáculo de la cabeza! Sé que ha habido un largo trabajo para hacer realidad este proyecto y deseo lo mejor, de todo corazón, a las personas que están involucradas detrás. Creo que es un musical que vale mucho la pena ver y recomiendo desde ya comprar las entradas para ir a verlo. Podéis hacerlo desde la página web oficial de ‘Invisible’.

Por cierto, por si no lo habéis hecho ya, no olvidéis de leer las entrevistas que les hice a:

 

Cesar

‘Moustache, The Rhythm Musical Comedy’, una lección de claqué

moustachemedia006_p

El Teatre Apolo de Barcelona se llena de ritmo y claqué con ‘Moustache’, el nuevo espectáculo creado y dirigido por Coco Comin. Preparaos para que los pies se os pongan a bailar solos sentados en la butaca. Una vez más, Coco Comin vuelve a sorprender con un musical de gran formato en el que destacan las coreografías, un gran cuerpo de baile, los 6 músicos en directo, efectos digitales muy bien logrados y un original diseño de vestuario.

Moustache, The Rhythm Musical Comedy’ se ambienta a principios del siglo XX, en la calle de Drury Lane de Londres. El Moustache Music Hall ofrece espectáculos a los caballeros de la clase obrera, pero rápidamente se vuelve muy popular gracias a la visita del rey Eduardo VII. El protagonista de la historia es el Pequeño Max, un cómico y bailarín que aspira a escapar de su encasillamiento.

Lo primero que llama la atención al entrar al teatro es ver los músicos en el mismo escenario, en los dos laterales. La banda dirigida por Xavier Mestres toca en directo y acompaña el espectáculo con sus canciones, compuestas por él específicamente para ‘Moustache’. Hay una gran diversidad de registros y estilos, es una partitura que destaca por su variedad, pero que no recuerda demasiado al siglo XX.

moustachemedia001_p

El guión es ágil, la historia entretenida y la composición de este musical es muy rápida. Sobre todo en el primer acto, las escenas pasan muy rápido, ya que la acción se centra en el espectáculo que preparan en el Moustache Music Hall expresamente para la visita del rey.

Sin embargo, el segundo acto es algo más profundo, ya que entra en más detalle en la psicología del personaje del Pequeño Max y toma un aire más dramático, con algunos momentos cómicos, por supuesto. No es una trama precisamente innovadora, pero entretiene y funciona; no se hace pesada pero tampoco interesa demasiado precisamente.

Es un espectáculo, principalmente, de baile, con coreografías de Sharon Lavi, Júlia Orínez y, por supuesto, Coco Comin. Hay muchos números de baile, ¡muchísimos! De entrada, hay que venir a la idea de que es así, para saber qué tipo de musical vamos a ver. Pero la verdad es que las coreografías son fabulosas, un 10. Cada número cuenta con sus vestuarios diferentes (en esta producción se utilizan hasta 300 vestidos diseñados por Comin y Sandra Berrocoso), de estilos y épocas muy diversas.

Hasta 10 actores interpretan la historia. Hay que destacar la aportación de Sergio Franco (Pequeño Max), que se lleva una gran parte de los aplausos por su naturalidad y habilidad para cambiar de registros, a la vez que bailar y cantar. También destaca Joaquín Catalán (Horacio) con su pegadizo –aunque se abusa de él– número ‘Waxon Wax’. También me gustaron Maria Bossy (Tick) y Jose A. Moreno (Rey Eduardo VII y Rey Jorge V).

Hay que ir a ver ‘Moustache, The Rythm Musical Comedy’ en el Teatre Apolo de Barcelona con ganas de pasarlo bien y disfrutar de los números de baile y del claqué. Es genial que en Barcelona haya compañías que apunten alto y se arriesguen a la hora de crear musicales de gran formato. Coco Comín siempre ofrece coreografías de infarto, que dejan con la boca abierta a los espectadores y esperamos poderlas disfrutar durante muchos años más. Es un buen entretenimiento familiar para estas fiestas.

moustachemedia004_pCesar

‘Molt Soroll Per No Res’, una verdadera joya musical en el TNC

foto-14-molt-soroll-per-no-resNo me canso de decir que Barcelona está disfrutando de una de las mejores temporadas de hace años, en lo que se refiere a espectáculos de teatro musical. En el Teatre Nacional de Catalunya, hasta el 1 de enero de 2017, se puede ver de nuevo la producción de ‘Molt Soroll Per No Res’, dirigida por Àngel Llàcer con un elenco formado por grandes estrellas del país como Silvia Abril, David Verdaguer, Lloll Bertran y hasta 15 actores y bailarines encima del escenario.

Este musical está cuidado con gran lujo de detalles, se ve desde la primera escena, con unos vestuarios espectaculares (el baile de máscaras es brutal, por ejemplo), unas coreografías impecables (cierto es que algunos actores no son bailarines profesionales, pero lo hacen muy, pero que muy bien) y una selección de canciones excelente.

El espectáculo está inspirado en la obra de Shakespeare, pero adaptada a los años 50 de Estados Unidos. La historia nos traslada a un plató de cine, donde se pone en crisis la frontera que separa la ficción y la realidad. Hay ciertos momentos en los que uno duda de si es una película o la realidad.

foto-12-molt-soroll-per-no-res

La canciones son fenomenales, con una selección de Cole Porter, Irving Berlin y I. Herb Brown. La verdad es que las traducciones en catalán me parecieron muy bien, muy acertadas. Y las canciones estaban muy bien integradas en la historia, de modo que ninguna de ellas se convierte en prescindible porque todo forma parte del mismo conjunto, hace avanzar la historia, la desarrolla y funciona muy bien. Es genial tener la orquestra encima, visible para el público y dirigida por Manu Guix.

Me sorprendió la gran variedad de público que había en el teatro, desde muy joven (yo diría que sería un grupo de instituto) hasta la tercera edad. Es un espectáculo para todos los públicos. Los mayores reconocerán la mayoría de las canciones (algunos hasta tarareaban las más populares) y los jóvenes no, pero seguramente se quedarán atrapados por sus melodías y, quizás, desearán investigar y conocer más sobre Cole Porter (soy muy optimista, lo sé).

foto-4-molt-soroll-per-no-res

La obra en sí, como todo Shakespeare, divierte, entretiene y demuestra que los humanos no hemos cambiado en absoluto desde el siglo XVI. En la actualidad, seguimos moviéndonos con las mismas intenciones, emociones y sentimientos. El texto no podía ser más maravilloso y adaptarlo de esta forma, convierte este espectáculo en una verdadera joya.

El elenco es maravilloso, con una multitud de actores y actrices bailando y cantando encima del escenario. Vocalmente, quizás, nadie destaca excesivamente (todos cantan bien, por supuesto, pero no estamos hablando de grandes cantantes), pero las canciones y las escenas las llevan muy bien, con agilidad. Las 2 horas y medias se pasaron volando.

foto-7-molt-soroll-per-no-res

Debo ser totalmente parcial respecto Silvia Abril, porque me considero un fan absoluto. Ella es puro sentido del humor y está fantástica, espectacular, guapísima y genial en ‘Molt Soroll Per No Res’, me encantó.

Ya quedan pocas semanas de ‘Molt Soroll Per No Res’ en el TNC, como ya he dicho, una verdadera joya, que demuestra, una vez más, las fantásticas producciones y espectáculos musicales originales que se pueden hacer en nuestro país, ¡bravo! ¡Va, fem-ho, fem tots l’amor!

Todas las fotografías del post proceden de la página web oficial del Teatre Nacional de Catalunya.

Cesar

De marcha con ‘Priscilla, reina del desierto’

priscilla-reina-del-desierto-divas

Priscilla, reina del desierto’ es puro espectáculo, un subidón de energía y diversión. Incluye un repertorio de canciones de sobras conocidas por todos, bailables, que contagian entusiasmo y buen humor. En el escenario, disfrutamos de voces potentes, gorgoritos, trajes, tacones, pelucas y coreografías de infarto.

Es un musical basado en una película de Stephan Elliott, que se ha podido ver en Australia, Londres, Toronto, Broadway, Italia, Sao Paulo, Estocolmo, Atenas, Manila, Seul, Madrid… En un futuro también llegará a Japón y Francia.

La producción española de ‘Priscilla’ no tiene nada que envidiar de la de Londres, que se vio en el Palace Theatre (actualmente hogar de Harry Potter) desde 2009 hasta 2011. Los efectos y la escenografía son brillantes, con una enorme Priscilla de color rosa en medio del escenario o las divas descendiendo de bambalinas.

Las canciones son grandes hits del pop, como ‘I Will Survive’, ‘Go West’, ‘Like A Prayer’, ‘It’s Raining Men’, entre otros. Quizás, lo más sorprendente de esta producción es que no están traducidas, ¡y es fantástico! Tan solo se traducen algunos fragmentos de cada una. Esto permite unir las canciones con la historia, que se entienda porqué esta canción y no otra, pero traducirlas enteras no sería del todo necesario. Me pareció una decisión muy acertada y que funciona muy bien, al ser tan populares y que todos conocemos.

priscilla-reina-del-desierto-barcelona

Priscilla, reina del desierto’ es espectáculo y diversión. Quizás ese es su único objetivo y no hay que ir más allá, porque cojea con su argumento. Creo que tiene un planteamiento interesante, con tres personajes que podrían dar mucho juego y que se podrían explorar bien, pero que no se desarrollan sus tramas e historias. En definitiva, acaban siendo personajes LGTB típicos de siempre y, además, del montón. No logré conectar en absoluto con Felicia, Bernadette ni Tick.

Ello no significa que no disfrutara del espectáculo, hay momentos divertidos, hay bromas graciosas, pero la historia es lo de menos. Eso no es un inconveniente, para nada, yo logré desconectar durante dos horas de todos los problemas de la semana y me quedé con buen sabor de boca, con la sensación de que me lo había pasado bien.

El Teatre Tívoli se llena de pelucas, tacones, plumas, trajes, faldas, plataformas, maquillaje, coreografías, pasión y diversión en una producción de gran tamaño, como pocas hemos visto en nuestro país. Tan solo hasta el 4 de febrero, para que siga su gira por todo el país.

Todas las fotos de este post proceden de la página web oficial de ‘Priscila, reina del desierto‘.

Cesar

Enorme diversión en ‘Sugar. Ningú No És Perfecte’

sugar

¡Qué buena temporada para el teatro musical en Barcelona! El Teatre Eixample regresa a los años 30 con el musical ‘Sugar. Ningú No És Perfecte’, basado en la película clásica ‘Con Faldas Y A Lo Loco (Some Like It Hot)’, de Billy Wilder. El adjetivo que mejor describe la experiencia de ver este musical es diversión. Menuda sorpresa y emoción recordar y revivir esta divertidísima historia, con canciones fantásticas y excelente coreografía.

Sugar’ explica la historia de dos músicos, Joe (Rubén Yuste) y Jerry (Xavi Duch), con muchos problemas para encontrar trabajo debido a la crisis económica que sufre el país. Por accidente, presencian un asesinato y deben huir de los gángsters para evitar acabar muertos. Su única salida es unirse a una banda femenina, disfrazados como Josephine y Daphne, donde conocen a Sugar (Bealia Guerra).

sugar-bealia-guerra

Si os gusta ‘Con Faldas Y A Lo Loco (Some Like It Hot)’, ver ‘Sugar. Ningú No És Perfecta’ es una cita obligatoria. Es un musical procedente de Broadway, donde se estrenó en 1972 y posteriormente en Londres en 1992. El espectáculo cuenta con música de Jule Styne y canciones de Bob Merrill, traducidas en catalán por Roser Batalla y Roger Peña.

La música es fantástica, disfruté de todas las canciones, ya que son muy ágiles, pegadizas y hacen avanzar muy bien la historia. Yo desconocía del todo la partitura de ‘Sugar’ y me encantó, ya que traslada directamente a los años 30. Prácticamente no hay baladas, sino que la mayoría son canciones movidas.

sugar-xavi-duch

Quizás lo que más me sorprendió del espectáculo –y demuestra el gran nivel de esta producción– fueron las coreografías. El esfuerzo y trabajo de Laura Olivella es muy visible desde el primer número. En este aspecto, ‘Sugar’ me recordó a los revivals de musicales clásicos que tuve la suerte de poder ver durante mi temporada viviendo en Londres, como ‘Guys & Dolls’, ‘Funny Girl’ o ‘Gypsy’. Desde el opening hasta el final, todos los bailes son una sorpresa tras otra.

También es importante destacar el vestuario y los maquillajes, ¡qué divertidos están Xavi Duch y Rubén Yuste caracterizados como Daphne y Josephine! La escenografía también está muy bien y el escenario es muy bonito, con cambios muy rápidos de los decorados y localizaciones (desde la playa hasta el hotel).

Sugar. Ningú No És Perfecte’ es un musical que hay que ver en el Eixample Teatre. Salimos con una sonrisa en la cara y con una sensación de haber visto un espectáculo maravilloso, divertido y de gran calidad. Enamora desde el primer momento y te hace desconectar por completo durante dos horas, algo muy necesario en la actualidad al ir al teatro. Comprad vuestras entradas en la página web oficial de la producción, hacen descuentos muy buenos y que valen mucho la pena. ¡No hay excusa para no ir!

Todas las fotografías de este post proceden de la página web oficial de ‘Sugar. Ningú No És Perfecte‘.

Cesar